LA UNIVERSALIDAD DE LOS DIEZMOS Y OFRENDAS

‬‬‬‬‬ Antes de entrar al tema, quiero decir que durante 35 años he diezmado y lo sigo haciendo con gozo a mi Señor; y he visto su bendición y sustento durante todo mi caminar cristiano, pero sé también que en el día de hoy, como a través de los tiempos, hubieron y habrán falsos predicadores, comerciantes del evangelio y pseudo-predicadores que han hecho de este, una fuente de ganancias deshonestas. Ellos darán cuenta al Señor por esto, pero no debe ser excusa para dejar de hacer lo que está escrito. Sin embargo, quiero dar una voz de alerta a los nuevos creyentes, niños en Cristo que pueden ser confundidos por comentarios de algunos, que en vista de estos manipuladores, se sienten supuestamente indignados y toman esto como excusa para irse al otro extremo. Algunos quizá sinceramente equivocados, pero otros tomados por espíritus de error, han pretendido botar el agua sucia de la tina y al hacerlo, por su ceguera, botaron también al niño.  Esto es precisamente lo que están haciendo algunos supuestos maestros bíblicos, quienes, vuelvo a repetir, quizás algunos de ellos, sinceramente equivocados, y otros realmente con una intención malsana, gente caída de la gracia que tratan de sesgar las Escrituras. La mayoría de estas personas han sido disciplinadas en diferentes congregaciones por inmorales, siendo divisores, blasfemos y renegados de sus iglesias, gente que por estar así no congregan, tampoco están sujetos a ninguna autoridad espiritual. Ellos no contentos con esto, ahora se auto nombran como los grandes maestros contemporáneos, que con sus comentarios anónimos, demuestran su amargura pensando según sus intenciones, ver a sus enemigos (los pastores y su familia), caídos en la miseria, pero se olvidan que los verdaderos pastores, a quienes Dios los ha llamado, son sostenidos por él. Estas personas son ahora los pseudo-predicadores, que malinterpretando las Escrituras, se levantan para enseñar, pretendiendo ser maestro están extraviados, usando textos fuera de contexto para sustentar sus pretextos y poner falsamente felices a todos los que son como ellos, como dijo uno: "Ahora sí me siento libre, no voy a Diezmar"; pues sería bueno recordarles a estas personas que Cristo ya nos hizo libres desde nuestra conversión. Todo lo demás lo hacemos por fe, amor, obediencia y gratitud a nuestro Señor. Con esta salvedad, quiero dirigirme a la gente sincera que realmente quiere oír la voz de Dios, y están confundidos. En este artículo, quiero brevemente refutar algunos ingenuos argumentos que usan estas personas para enseñar que ya no hay que diezmar, sabiendo en primer lugar lo siguiente: 

«Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas…»

(‭Hebreos ‭13‬:‭8-9‬ RVR1960)

‬‬‬‬‬‬ Uno de los torpes argumentos de estos falsos maestros, es el siguiente: Ellos luego de reconocer (a regañadientes) que el diezmo no es de la Ley, sino que fue practicado por Abraham (400 años antes de la Ley), dicen desesperadamente que él lo hizo pero solo una vez, por tanto es falso diezmar cada mes o cada vez que recibo algo. Les pregunto entonces: Abraham, ¿Cuantas veces oró? ¿Cuantas veces ofrendó? ¿Cuantas veces ayunó? La Biblia tampoco lo dice, pero acaso por esto podemos decir tan irresponsablemente: "Hermanos no oremos, ni ayunemos, ni ofrendemos, porque no está claro cuántas veces lo hizo Abraham". Lo mismo se puede decir de la ADORACIÓN, está mencionado solo en los evangelios y solo una vez en 1Cor. 14:25; pero, como práctica de la iglesia en la tierra, no se menciona en ninguna carta apostólica (excepto en el Apocalipsis en la adoración celestial). ¿Esto significa que la iglesia no adoraba a Dios aquí en la tierra? ¿Significa que no hay que adorar el día de hoy? Perdóneme si mi comentario les ofende pero, debemos tener temor de Dios antes de negar cualquiera de estos principios sin sustento ni fundamento. Si adoramos, diezmamos, oramos, ayunamos, etc. es porque Jesús lo dijo, aunque sea una sola vez. En cuanto al tema a tratar del Diezmo, este sigue y seguirá vigente, porque fue Jesús quien lo dijo y está registrado no solo una vez, sino también en los siguientes pasajes de las Escrituras (Mat. 23:23; Lc. 11:42; 18:12). Así mismo, si practicamos la oración, la adoración etc., es porque Jesús lo dijo. Entonces, pretender decir que el Diezmo es solo de la Ley, es una mentira o un error por la ignorancia de las Escrituras, el tema es sencillo y amplio, pero resumidamente lo podemos ver practicado con Abraham y sus descendientes como Jacob. (Gén. 14:20; 28:22).

Otro ingenuo argumento, es el siguiente: "En la Ley no se diezmaba dinero", vemos que en una parte reconocen, que el diezmo no es de la Ley; sin embargo, en este argumento usan la Ley cuando les conviene, para así evitar hablar del diezmo de Abraham, en el cual fue entregado en dinero o en joyas y riquezas. Pero analicemos este argumento estudiando la Ley, respecto al diezmo, las Escrituras mencionan en Dt. 14:22-27, que cuando un judío estaba fuera de Jerusalén, él podía diezmar del producto de la tierra, como ganado u ovejas, cambiándolo por "dinero" para luego traer el dinero al lugar que Dios había indicado. Ahora, si estas personas pretenden caprichosamente traerlos en mercadería, lo pueden hacer. Pero, ¿realmente lo hacen? Tendrían que ir todos los domingos al mercado y traer sus víveres a la iglesia, si todos traen arroz, el pastor los puede cambiar por dinero, para comprar otras cosas o abrirá un kiosco al lado de la Iglesia para que los venda, para luego cambiarlos al público, por arroz, carne, verduras o dinero, etc. (Pongo esto quizá en forma sarcástica, para que vean la ridiculez de estos argumentos). 

Uno de los errores de esta gente es no entender lo siguiente: Que el que "niega el Diezmo niega también la Ofrenda", pues en la Biblia, diezmos y ofrendas (aunque difieren en su forma y propósito) para Dios son lo mismo, ambos se consideran una ofrenda al Señor. Las Escrituras al respecto dicen lo siguiente: 

«Porque a los levitas he dado por heredad los "diezmos" de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en "ofrenda”…»

(‭Números‬ ‭18‬:‭24‬ RVR1960).‬‬‬‬‬

«Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los "diezmos" que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en "ofrenda" mecida a Jehová el diezmo de los "diezmos"…»

(‭Números‬ ‭18‬:‭26‬ RVR1960).‬‬‬‬‬‬

 Claramente se menciona Diezmos presentados como ofrendas. 

Otro argumento que usan (como una media verdad) para no Diezmar, es el libro de Malaquías, para afirmar que este solo fue escrito para Israel (aunque el diezmo, se originó antes de la Ley). Sin embargo, aunque es cierto que Malaquías en su libro, se dirige a Israel, también es cierto que habla "de la universalidad del Diezmo" (pero claro, estas personas cegadas por su error no lo podrán ver jamás). Para entender lo que estoy hablando, antes de hablar de la "universalidad del diezmo como de la ofrenda", quiero que tengamos en claro  lo siguiente:

Primero: Las Escrituras, según su contexto, al hablar de las ofrendas también hablan del diezmo. Esto es precisamente lo que Malaquías hace el hablar del diezmo y la ofrenda indistintamente, confirmando por los pasajes siguientes: 

«Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos? ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.»

(‭Malaquías‬ ‭3:6-8‬) ‬‬‬‬‬‬

Es muy interesante notar que, el Señor respecto a este tema dice que "él no cambia". Y a continuación, menciona que Israel le robó no solo en los diezmos sino en las ofrendas. Pero luego, cuando Dios demanda entregar los diezmos y ofrendas robados, solo hace mención de los diezmos, ¿por qué? La razón es que para Dios, los diezmos es un tipo de ofrenda como vimos en los pasajes de las Escrituras anteriores (Núm. 18:24,26).  De tal manera que, al hablar de diezmos va incluidas también las ofrendas, es por esto que finalmente solo dice lo siguiente:

«Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.»

(‭Malaquías‬ ‭3:10‬)‬‬‬‬‬

Vemos que aquí ya no menciona las ofrendas, porque como demostró anteriormente, va incluida al mencionar los diezmos.

Segundo: Teniendo claro lo anterior, Malaquías dice que la ofrenda (incluido el diezmo) es universal. Para entender esto tenemos que ir al capítulo uno, donde Dios comienza a reclamar a Israel los diezmos y ofrendas:

«Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis agradarle, si hacéis estas cosas? dice Jehová de los ejércitos. ¿Quién también hay de vosotros que cierre las puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo complacencia en vosotros, dice Jehová de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda.»

(‭Malaquías‬ ‭1:9-10‬)

El Señor estaba reprendiendo a su pueblo respecto a la forma indebida en que traían a su altar tanto las ofrendas como los diezmos, los cuales no eran aceptos delante de él, y luego de ello dice lo siguiente:

«Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Jehová de los ejércitos.»

(Malaquías‬ ‭1:11‬ ‭RVR1960‬)‬‬‬‬

Habla clara y específicamente: "que desde donde nace el sol hasta donde se pone”, es decir, en todas las NACIONES es grande su nombre, y por tanto en estas naciones aunque paganas, muchas de ellas por revelación traían una ofrenda o Diezmo a Jehová, y cuando la traían, lo hacían mejor que Israel. Los historiadores y arqueólogos, confirman que en toda cultura antigua se daba diezmos y ofrendas a los dioses falsos. Pero Malaquías declara que muchas de ellas de alguna forma tuvieron el entendimiento (como el caso de los madianitas o de Balam) que la verdadera ofrenda de adoración solo era para Jehová.

A esto me refiero de la universalidad del diezmo y la ofrenda de la que habla Malaquías, y luego concluye al respecto diciendo lo siguiente:

«He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.»

(‭Malaquías‬ ‭3:1-3‬)‬‬‬‬‬

¿Quién fue el mensajero que preparó el camino? Juan, el Bautista. ¿Quién fue el que vino súbitamente a su templo? Fue el Señor Jesucristo. Él es el fuego purificador para el nuevo Israel la iglesia; y su preciosa sangre como jabón de lavadores, la cual limpiará a sus verdaderos levitas, los discípulos de Cristo, QUIENES TRAERÁN OFRENDA EN JUSTICIA. No como la ofrenda y diezmos que Dios desaprobó del Israel en la carne. La iglesia traerá verdadera ofrenda y diezmos limpios a Jehová. Por esto a continuación, el Señor dice que "él no cambia" cuando habla de estas ofrendas y diezmos verdaderos que fueron robados por Israel:

«Porque yo Jehová no cambio...» (Y luego más adelante menciona los diezmos y las ofrendas).

(‭Malaquías‬ ‭3:6‬)‬‬‬‬‬‬

Cuando uno quiere obedecer verdaderamente a Dios, en toda la Escritura verá la verdad y la obedecerá con fe, gozo y alegría; mas el que no quiere hacerlo verá todo lo contrario.